SERVICIO NARANJA.

Red Uno Bolivia.- ¿Desenchufaste la plancha? ¿Cerraste bien el coche? ¿Y la puerta de casa? ¿Apagaste la computadora? son preguntas qué, si nos hacen a cualquiera, es fácil que generen en nosotros la necesidad de comprobar que, efectivamente, todo está en orden.

Y si no podemos hacerlo, es muy probable que se genere en nosotros cierto grado de ansiedad, pero hay personas que les genera mucho más efecto, denominado trastorno obsesivo compulsivo (TOC).

 
 

El trastorno obsesivo compulsivo, cuyo origen es incierto, aunque distintos estudios apuntan a la existencia de una base genética, puede manifestarse a cualquier edad y tiene desde 2013 su propio capítulo independiente en el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-5), antes se incluía dentro de los trastornos de ansiedad.

Una realidad llevada al cine:

Cinco señales que te revelarán si eres una persona obsesiva compulsiva:

  1. Tiene con frecuencia, prácticamente a diario, pensamientos o imágenes mentales no deseados que resulta imposible o muy difícil ignorar.
  2. Para reducir la ansiedad que provocan esos pensamientos debe llevar a cabo algún tipo de actividad o ritual:

 
 

Puede ser abrir y cerrar puertas o apagar y encender luces varias veces, lavarse las manos, contar.

3. Manifiesta una higiene personal excesiva.

 
4. Se definiría como perfeccionista, pero a pesar de poner todo el empeño en hacer algo siempre se queda con la sensación de que no está del todo bien.

5. Tiende a querer tener todo bajo control, ser espontáneo e improvisar no suele casar con su personalidad.

Su diagnóstico debe llevarlo a cabo siempre un profesional de la salud cualificado y con experiencia, pero hay algunas señales que nos pueden indicar que es preciso buscar ayuda para ponerle freno, hay fármacos y terapias cada vez más efectivos.

Te puede interesar: ¿Cómo prevenir el bullyng en los colegios y en las redes sociales?

Compártelo en redes sociales