SERVICIO NARANJA.

Red Uno Bolivia.- Los trastornos alimenticios son cada vez más frecuentes a edades más tempranas, como padres es importante estar alerta en la conducta de nuestros hijos, y ser capaces de detectar signos sobre su posible aparición.

Para hablar sobre este tema El Mañanero de la ciudad de La Paz invitó a Luis Fernando Camacho, master en neurociencia cognitiva conductual para puntualizar sobre las “Señales de que mi hijo sufre un trastorno alimenticio”.

El experto se enfocó en dos trastornos de conducta más habituales; la ortorexia y la hiperfagia.

La ortorexia

Consiste en la obsesión por consumir alimentos que el afectado considera saludables, rechazando todos aquellos que no pueden incluirse en esta categoría desde su punto de vista.

Te puede interesar:Los padres alimentan mal a sus hijos comparados con las madres

¿Quiénes son los más propensos?

Los más vulnerables son aquellas muy exigentes consigo mismas y con los demás, con un carácter recto y estricto, a las que les gusta planificar y llevar un control exhaustivo sobre su vida y sus actividades cotidianas.

Hiperfagia

Es comer en exceso es un trastorno de la alimentación, el impulso no es hambre sino la ansiedad.

Síntomas

Además de los atracones nocturnos, uno de los síntomas más característicos de la hiperfagia es la necesidad impulsiva e incontrolable de consumir alimentos.

Compártelo en redes sociales