SERVICIO NARANJA.

Red Uno Bolivia.- La muerte de un hijo deja una huella de dolor que por siempre estará gravada en el corazón de sus padres. Puede resultar incluso difícil creer que algo así sea en verdad posible, para superar esta situación primero se debe aceptar la realidad de la pérdida, lo que implica tanto a nivel cognitivo como emocional. 

Te puede interesar:¿Cómo afrontar los desastres naturales en el plano psicológico?

Luego estaría elaborar las emociones relacionadas con la pérdida, que tiene que ver con poder drenar el dolor, con tener permiso para llorar, para enfadarte… Cuando se produce un bloqueo en esa tarea, es cuando se complica el duelo que de forma natural se resolvería de forma espontánea. Dejar fluir esas emociones es lo que permite superarlo.
Desde El Mañanero en Cochabamba, el Psicólogo Germán Burgoa habla sobre el delicado tema y brinda algunos consejos para superarlo, que si bien no te devolverán a tu hijo, pero te ayudarán a recordarlo y continuar con tu vida aunque él ya no esté.

Compártelo en redes sociales