Básicamente los fraudes por Internet son acciones llevadas a cabo por personas inescrupulosas cuya intención es robar dinero a través de engaños que tienen un guion común para todas las víctimas.

Si alguna vez te llegó un correo electrónico donde te informan que has ganado un premio en efectivo de mucho dinero y para reclamarlo debes ponerte en contacto con alguien localizado, por lo general en algún país africano, entonces es muy probable que estés frente a un fraude.

Las modalidades de estos fraudes son muy conocidas, y van desde premios en efectivo, enlaces a una entidad bancaria para cambiar tus contraseñas (pishing), un donante generoso que quiere entregarte una herencia o un banquero astuto que quiere compartir contigo un dinero no reclamado de alguien muerto o desaparecido.

Cual sea la modalidad o la historia detrás del fraude existen medidas preventivas que puedes tomar para evitar ser una víctima más de estos cibercriminales.

  1. Ignora cualquier correo electrónico que indique que eres beneficiario de una cuantiosa suma de dinero.

Los delincuentes utilizan con preferencia los correos electrónicos para llegar a los incautos y estimular su ambición. Si recibes un correo donde te ofrecen una fuerte suma de dinero por cualquier razón, solo ignora el mensaje, pues las organizaciones serias nunca te contactarán de esta manera si has sido acreedor de algún premio.

  1. No envíes tus datos personales a un desconocido que te los pida.

Si ya has cometido el error de responder uno de esos mensajes fraudulentos, ahora recuerda que el siguiente paso que darán los delincuentes será pedirte tus datos personales para contactarte y hacer las diligencias de entrega de tu supuesto dinero. En algunos casos usarán esta información simplemente para comunicarse contigo vía telefónica si notan que estas muy interesado, y en otras ocasiones es mucho peor.

  1. Nunca hagas clics en links que te envíen por correo electrónico.

Otra modalidad de fraude es el envío de enlaces de una entidad bancaria reconocida en tu país con el objetivo de robarte el dinero utilizando tus datos de acceso.

En estos casos te llegará un correo electrónico donde te indicarán que tu banco está reestructurando su base de datos de los clientes y necesitan que vuelvas a ingresar tus datos de acceso para registrarlos en su sistema. Enseguida aparece un link con el nombre de ese banco al que debes dar clic y colocar tu información de cuentas bancarias, contraseñas y usuarios.

Si haces esto estarás entregando esa información a los delincuentes, los cuales entraran de inmediato a la web de tu banco y robaran todo tu dinero.

Debes saber que esos links solo son camuflajes cuya función es capturar información personal para extraer fondos de las cuentas bancarias de incautos.

  1. Nunca envíes dinero para cobrar un premio o gestionar una transferencia de fondos.

Si has pasado por alto los puntos 1 y 2 citados líneas arriba, lo que sigue es el envío de dinero para pagar supuestos trámites y tasas que liberarán los fondos prometidos para ti.

Llegado a este punto los delincuentes te pedirán un monto inicial de dinero, luego inventaran otra historia para que envíes más dinero y luego otra más y así aumentaran las expectativas hasta sacarte todo el dinero que puedan. Cuando ya no puedas darle lo que te pidan entonces cortaran todo contacto contigo llevándose todo lo que les diste anteriormente.

Si aprendes a ser cauto e informarte bien, será muy difícil que seas víctima de este tipo de fraudes.

 

Compártelo en redes sociales