ESTILO DE VIDA.

Red Uno Bolivia.- El castigo se podría definir como aquella acción realizada por una persona que provoca aversión o desagrado en otra y que tiene como finalidad eliminar o corregir una conducta o comportamiento molesto o inadecuado.

Te puede interesar: Hiperactividad: ¿Cómo afecta en los niños de etapa escolar?

Este debe ser utilizado de una manera racional para mejorar la conducta del niño y no debe depender de nuestro estado de ánimo. Hay que controlarse para poder controlar al niño.

Evita aplicar un castigo con gritos o con riñas, porque esto indica que nuestro comportamiento es negativo y vengativo, lo que reforzará una conducta no aceptable. Si enseñamos a los niños que, para resolver una situación conflictiva es necesario gritar, no resolveremos problema alguno.

Desde El Mañanero en Cochabamba, la Psicóloga Rubin de Celis, nos explica más a detalles este tema y nos brinda algunos consejos para tomarlos en cuenta.

Aquí te mostramos el video con la entrevista:

Compártelo en redes sociales