El cuidado con la alimentación de los hijos es algo que muchos padres no se están tomando muy en serio, por ello las estadísticas son preocupantes en este tema.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reporta que, en el mundo existen más de 1.900 millones de personas mayores de 18 años que tienen sobrepeso, de los cuales más de 600 millones presentan obesidad.

Respecto a los niños, la organización reporta que hay unos 42 millones de niños y niñas con sobrepeso, de los cuales el 80% viven en países en vías de desarrollo.

Más en específico, las estadísticas para América Latina no son alentadoras. La OMS informa que, entre el 20% y el 25% de los niños y adolescentes en la región presentan cuadros de sobrepeso.

Show GIF - Find & Share on GIPHY

Los expertos en el tema aseguran que son los padres los causantes que los niños presenten sobrepeso. Esto se debe a dos razones básicas; que los padres no se percatan que el fenómeno se desarrolla y que tampoco se preocupan por planificar una dieta saludable para sus hijos en sus primeros años de vida.

Para evitar ello, se sugieren 8 consejos útiles para evitar el sobrepeso en sus hijos.

  1. No acostumbre a sus hijos a consumir golosinas siendo muy pequeños.
  2. Establezca horarios adecuados para que sus hijos ingieran sus alimentos. Evite que coman a deshora.
  3. Introduzca el consumo de frutas y verduras en la alimentación de sus hijos después del primer año de vida.
  4. Cuando envíe a sus hijos a la escuela, asegúrese de colocar en su lonchera verduras como la zanahoria, lácteos como el yogurt y variedades de frutos secos. Evite colocar jugos azucarados y golosinas.
  5. Cerciórese de alimentar a sus hijos con porciones de comida acorde a su edad.
  6. Usted como padre o madre debe dar el ejemplo consumiendo alimentos saludables. Los niños aprenden más con el ejemplo que con las palabras.
  7. Acostumbre a sus hijos a tomar agua y jugos naturales en vez de bebidas azucaradas.
  8. Adopte el hábito de reunir a toda la familia en la mesa en vez de sentarse a comer alrededor de la tv o la computadora. De esa manera los padres tienen mayor control sobre la cantidad de alimentos que ingieren sus hijos.

Seguir leyendo
Compártelo en redes sociales