Al contrario de lo que mucha gente cree una cata correcta de vino es un protocolo sencillo que está al alcance de cualquier persona, solo tienes que saber los pasos adecuados y aplicarlos correctamente.

Sad GIF - Find & Share on GIPHY

Una cata de vino tiene tres fases; la Visual, la Olfativa y la Gustativa. En cada una de ellas debes realizar ciertas acciones y extraer cierta información sobre el vino.

Aquí te explicamos cada una de ellas.

  1. Fase Visual.

Primero se descorcha el vino y luego debes observar si el corcho está ligeramente humedecido; esto demuestra que la botella ha sido guardada en forma inclinada.

Luego se debe elegir el tipo de copa, aunque en general los catadores expertos aconsejan una copa de gran volumen, transparente y con un ‘tallo’ largo.

Fija tu atención en el color del vino y observa si éste es brillante o mate. Para eso se sugiere colocar la copa en un ángulo de 45º frente a una hoja de papel blanco.

  1. Fase Olfativa.

Llegado a este punto ahora debes introducir completamente tu nariz en la copa sin moverla para captar los aromas más sutiles. El siguiente paso es balancear la copa para que el vino se agite y se puedan desprender los componentes aromáticos menos volátiles del vino.

Los aromas que has de identificar son tres; los primarios que se derivan de la variedad de uva utilizada para la fabricación, luego están los aromas secundarios que se asocian a la fermentación y finalmente los aromas terciarios que se relacionan con la crianza del vino.

  1. Fase Gustativa.

Aquí es donde tu sentido del gusto juega el rol fundamental en la cata.

Toma un pequeño sorbo de vino y hazlo pasar por toda la superficie de la lengua al mismo tiempo que introduces aire (por la boca) y luego lo expulsas por la nariz (vía retronasal).

Todo este proceso sirve para valorar el ‘ataque’ o primera impresión cuando el sentido del gusto actúa.

Finalmente traga el vino y percibe el tiempo que los aromas quedan en tu paladar. La duración del tiempo permite distinguir a unos vinos de otros.

Siguiendo estos simples pasos podrás catar cualquier variedad de vino de una manera correcta, permitiendo convertir ciertas normas en sensaciones de placer en cada experiencia de degustación.

 

Compártelo en redes sociales