Los dolores de cabeza pueden tener muchos orígenes, entre ellos el estrés, sueño irregular, actividades laborales que exigen mucho el uso de la visión, ambientes con elevada temperatura, malos olores o la suma de todas ellas.

Si bien los fármacos para tratar los dolores de cabeza son numerosos y variados, siempre es mejor recurrir a remedios naturales, pues son menos nocivos a la salud y no tienen riesgos de generar dependencia.

A continuación le presentamos 7 sugerencias para combatir los dolores de cabeza usando recursos que se pueden encontrar en su propia casa.

  1. Tratamiento con Aromaterapia. Puede usar ciertos tipos de aceites cuyos olores son muy efectivos para aliviar los dolores de cabeza, entre ellos aceites a base de eucalipto, manzanilla, Lavanda.
  2. Té de manzanilla. Agregar dos cucharadas de manzanilla en grano a medio litro de agua caliente. Colar y complementar con unas gotas de limón.
  3. Hielo en la cabeza. Al comenzar los síntomas de dolor de cabeza es muy útil colocar una bolsa con hielo sobre la cabeza. El tiempo aconsejable es de 20 minutos aproximadamente.
  4. Descanso y relajación. Muchas veces un simple descanso acompañado de relajación puede ser suficiente para aliviar un dolor de cabeza cuya causa puede ser el estrés. También puede funcionar darse un baño con agua caliente y tumbarse en la cama en busca de un sueño reparador.
  5. Hidratación. Otra causa muy frecuente de dolor de cabeza es la falta de líquidos en nuestro organismo. En este caso es saludable tomar dos vasos con agua cuando comienzan los síntomas de dolor y continuar hidratándose el resto del día. Los especialistas recomiendan la ingesta de agua con limón.
  6. Masajes en zonas específicas. Los masajes focalizados han demostrado ser altamente efectivos cuando se realizan adecuadamente. Se sugiere masajes en el cuero cabelludo, el cuello, las sienes, las aletas de la nariz y los lóbulos de las orejas.
  7. Miel de abeja y vinagre de manzana. Un buen remedio casero para el dolor de cabeza consiste en tomar un vaso con la mezcla de los siguientes ingredientes: tres cucharaditas disueltas de vinagre de manzana y una de miel en agua caliente.

 

 

Seguir leyendo
Compártelo en redes sociales