Es un hombre que practica el noble arte de la pintura desde hace muchos años y con mucho éxito en nuestro país.

Tito Kuramoto es un fiel creyente que el arte es una expresión de libertad del artista, una voluntad propia no encajonada que carece de dirección predeterminada y es cambiante. Sus propias obras son un reflejo de este concepto, -a decir de él mismo-, pues el mensaje impregnado en cada pintura es una construcción filosófica que solo el creador de las mismas puede entender, lo demás es pura publicidad, asegura.

A partir de esta noción básica, Tito Kuramoto concibió en su momento el sueño de pintar todos los árboles propios de esta tierra, sin embargo ha postergado esta aspiración por el momento, pues sus nuevos intereses están definiendo sus prioridades actuales.

La Red Uno de Bolivia viene desarrollando la campaña #ApoyoelArte, mediante la cual se ha planteado el objetivo de apoyar el talento nacional en sus diferentes expresiones artísticas, por ello, en esta entrega tuvimos el agrado de presentar al señor Tito Kuramoto, un maestro de la pintura que define el arte en los términos y dimensiones que un espíritu sin fronteras lo puede hacer.

 

Compártelo en redes sociales