Dewy Skin es un estilo que trata de lucir una piel sana y húmeda que reflejen la luz de forma natural. La principal ventaja que ofrece es que con él se obtiene un rostro muy fresco y juvenil, lo cual ayuda a vernos mucho más jóvenes. Este es un punto a favor del dewy skin, y es que con su opuesto, el maquillaje mate, se consigue un efecto aterciopelado pero no logra realzar la juventud.

Esta tendencia se impone en las pasarelas internacionales de moda, como en Paris Fashion Week, donde maquilladores de alto nivel lo aplicaron en sus modelos.

Aquí te presentamos cinco consejos para conseguir este efecto en el rostro:

  1. Aplica crema hidratante. Para ello, lo primero que deberás hacer es aplicar crema facial hidratante. Déjala durante unos minutos y, una vez se haya absorbido, ya podrás seguir con el resto.
  2. BB Cream con efecto brillo. Utiliza una BB Cream que deje un acabado más hidratado. Por supuesto, deberás escoger una que se adapte a tu tipo de piel en concreto. Además, te recomendamos que busques una con protector solar incorporado.
  3. Iluminador en sitios clave. Nunca en toda la cara. Solo en lugares más importantes como los pómulos, la frente, la barbilla y las aletas de la nariz, pero lo cierto es que esto va a variar dependiendo de tu propia piel.
  4. Aplica base sobre el iluminador. Nada más aplicar el iluminador podrás comprobar que tu cara brilla demasiado, ¡pero no sufras! Tan solo tendrás que aplicar sobre él la base de maquillaje con cuidado para moderar el brillo.
  5. Enciende tus mejillas. El efecto que se persigue con el dewy skin es uno muy similar a cuando estamos comenzando a sudar. Por ello, añadir color a nuestras mejillas va a ser un toque fundamental.

Compártelo en redes sociales