Posición radical y dura es la estrategia que utiliza Chile para evitar diálogo con Bolivia y por el contrario llegar a la confrontación, ese es el análisis que realiza el diplomático Andrés Guzmán, quien afirma que se quiere exacerbar las relaciones para no negociar, todo esto como resultado de la negación de visas para algunos representantes del Gobierno que realizaron su solicitud.

El diplomático considera que no está tan cerrada la posibilidad de un diálogo entre Evo Morales y su par Michel Bachelet, si bien la vocera chilena afirmó que no hay tal posibilidad en la posesión del mandatario ecuatoriano podrían Morales encarar a Bachelet y obligar un encuentro.

Además, Guzmán considera que no deberían ser condecorados los 9 bolivianos detenidos en marzo pasado por que tampoco tendría razón de ser.

Recordemos que los 9 funcionarios fueron detenidos por carabineros de Chile el domingo 19 de marzo en el sector fronterizo de Colchane, 2 militares y 7 funcionarios aduaneros bolivianos, que fueron “remitidos a un juzgado como delincuentes” y continúan detenidos.

Compártelo en redes sociales