Chris Parker es un hombre de 33 años que normalmente mendiga en los alrededores de un supermercado cerca del Manchester Arena. Sin embargo, la noche del atentado luego del concierto de Ariana Grande este individuo se convirtió en uno de los héroes anónimos corriendo de prisa a socorrer a cuanta víctima se le cruzó por su camino.

Cuenta el propio Parker que la explosión lo derribó al suelo, pero se levantó y comenzó a adentrarse en el recinto mientras una turba salía despavorida y otros estaban tendidos en el piso heridos o muertos.

Socorrió a una niña cuyos padres habían muerto y a una anciana que tenía la pierna herida, se cuenta entre las anécdotas que más recuerda Chris esa noche.

‘No he parado de llorar. Lo más chocante fue ver que era un concierto con muchos niños’, relata Parker tras recordar los momentos más duros del suceso.

Pero la acción del indigente de Manchester parece que no será olvidada, pues un ciudadano creó una cuenta en GoFundMe con el propósito de recaudar algo de dinero que pueda servir como retribución a este héroe de las calles que ayudó a salvar vidas en esa trágica noche.

Compártelo en redes sociales