La situación por la que atraviesa Brasil con una crisis política sobre denuncias de corrupción y sumado a una crisis económica afectan y favorecen a Bolivia, en el tema de economía los más afectados serían los del sector productivo por los precios de compra de soya que caerían con la devaluación del real frente a la moneda nacional, teniendo en cuenta que los otros países vecinos también tienen sus monedas devaluadas.

Este sería un factor que provocaría que bajen los ingresos por la exportación de soya que es uno de las principales fuente de ingresos económicos al país, por otro lado, podría favorecer si es que existen nuevas inversiones en el país ante este panorama que vive el Brasil con las denuncias de corrupción contra su presidente que provocaría un movimiento sísmico en la inversiones.

Compártelo en redes sociales