EL MAÑANERO.

Red Uno Bolivia.-Guill Maby Díaz (38), nos cuenta su historia de amor con Erique Vidal (35), con el que pronto contraerá matrimonio.“Ayudando al prójimo nació nuestro amor”, así respondió la presentadora antes de entrar en detalles sobre su romance.

“No fue amor a primera vista, lo conocí haciendo labor social”, revela Guill Maby, quién recuerda aquella vez cuando una amiga los presentó, el vestido del Capitán América impulsaba una campaña contra el cáncer de mama, labor que le pareció destacable, pero lo primero que pensó fue que loco, el único hombre entre medio de una campaña integrada por solo mujeres”. Pero no fue hasta un mes después que un desafío de Bailando por un Sueño dio apertura a sus actividades en común, haciendo de sus encuentros más frecuentes.

Te puede interesar: Guill Maby ganó “El Duelo”

Coincidimos tanto en esta labor social de dar más al prójimo, son pocas las familias que entienden este tipo de servicio donde no recibimos dinero a cambio, pero sí recibimos algo más importante que es ver reír a alguien o salvarle la vida a una persona, destacando el aspecto más importante que une esta relación.

Pero en ese momento, ella había dado un suspiro profundo después de firmar su segundo divorcio y había repetido más de una vez que no volvería a casarse. Así que solo estaba concentrada en campañas para promover insumos para los enfermos y juguetes para los niños en Navidad, actividad que también realizaban junto a la Fundación Quique que lideriza Enrique. Hasta ese momento no había una relación amorosa solo una amistad.

A principio de este año, un viaje en común a Argentina selló la inevitable atracción entre ambos, desde ahí ya han pasado cinco meses, tiempo suficiente para que el galán le pidiera recientemente matrimonio, el pasado 6 de junio. Ante esta nueva faceta que sin duda cambiará la vida de la presentadora de El Mañanero, ella nos respondió desde el corazón estas consultas:

¿Qué opinas del matrimonio y porqué te casarás de nuevo?

A mí no me gusta convivir con alguien si no estoy casada. Mi vida sentimental siempre la he mantenido centrada en los principios del amor, del respeto a la familia y al matrimonio; valores inculcados por mi madre y por mi fe en Dios. Tu pareja ideal sí existe. Dios puede mantener un matrimonio para siempre, pero es cosa de dos, y antes de llegar a los maltratos es mejor separarse.

¿Te tomó por sorpresa la propuesta de Enrique?

Me había confesado que quería casarse, pero no hablamos más del tema. Fue hasta el 6 de junio que después de haber cambiado una cena por un almuerzo y en medio de una decoración romántica me confesó de rodillas que me amaba y quería permanecer a mi lado hasta que seamos viejitos. Le dije sí, expresado por un beso.

Te puede interesar: Guill Maby Díaz se comprometió con un superhéroe

¿Después de dos divorcios con que mentalidad llegas al altar?

Hoy más que nunca mi matrimonio está basado en los principios de Dios, creo que la unión de dos personas es posible mientras no entre una tercera a ese hogar, si es así siempre las cosas marcharán bien.

¿Por qué crees que Enrique es el hombre indicado?

En toda mi vida nunca había encontrado a una persona que ame lo que le gusta hacer, al igual que a mí, hablo de la labor social, nuestra prioridad para ambos es el prójimo. Tomando en cuenta que la sociedad nos enseña que primer sos vos y luego vos… después los demás.

¿Como nace tu vocación?

Mi madre fue una mujer determinante en mi vida, ella me decía que uno debe ayudar a las personas para que llegue la bendición a tu familia, eso se me quedó siempre en la mente y en el corazón. Ahora me siento bendecida porque mis padres están vivos y además tengo una sobrina recuperada de leucemia.

¿Cómo es su rutina en pareja?

A parte de las visitas a hospitales y a hogares, nos gusta trabajar, ir al cine, comer, ir al sauna y compartimos la pasión por los animales.

¿La boda cuando cuándo será?

Me gustaría algo familiar campestre me gusta la naturaleza, me imagino algo verde y decorado con orquídeas. No hay fecha, pero no pasará de este año.

¿Hablaron sobre tener hijos?

Si, a él le encantan los niños. Hemos hablado sobre mis problemas para quedar embarazada y él me apoya. Creo que también es uno de los propósitos en un matrimonio.

Compártelo en redes sociales