Con tres hijos a su cargo y jefe de su familia, encontró en la profesión de chófer, la forma de generar ingresos para sacar adelante a sus retoños, Mirian Rodríguez es una mujer que decidió dejar de lado los prejuicios y temor para afrontar los desafíos de la vida, ella es conductora de micro de servicio público que diariamente recorre algunas rutas de la ciudad de Santa Cruz y de esa forma se gana el pan del día.

Su jornada empieza muy temprano desde las 04:00 de la mañana, hora en la que sale con sus hijos que luego deja en el colegio para continuar con su rutina diaria.

Esperando tener su propia fuente de trabajo diariamente le pide a Dios por conseguir su unidad vehicular para realizar sus sueños y el de sus hijos, mirando hacia arriba, ella relata lo que a diario pide: “ Ya pues Diosito, ya 10 años, cuando afirma Mirian quien además se siente fortalecida por el aprecio de sus pasajeros quienes les dan ánimo y sienten seguros de viajar con ella.

Su delicadeza de mujer hace que el trato con sus viajeros sea diferente ya que para cada persona ella tiene un cariño especial, a los estudiantes le dice mis “pitufitos”, a los de la tercera edad mis “amores”, relata.

Compártelo en redes sociales