NACIONAL

Red Uno Bolivia. – En contacto telefónico con el programa Que No Me Pierda, la ministra de salud, Ariana Campero, reiteró que el gobierno está dispuesto a iniciar el diálogo con los médicos, pero que la condición sigue siendo que se atienda a los pacientes suspendiendo el paro.

“Estamos ya preocupados a los 34 días (ayer) de esta movilización injusta para el paciente, pero nos ratificamos en nuestra predisposición para entablar un diálogo que no tengan que ver de por medio intenciones políticas, sino más bien una predisposición para construir colectivamente”, sostuvo la autoridad.

Tras cumplirse 35 días de movilizaciones este miércoles, la ministra considera que ahora son las bases quienes exigen a la dirigencia médica que se inicie el diálogo; esto insinuando que el conflicto se les estaría escapando del control de los galenos.

“Hemos destinado mucho tiempo, más de un mes haciendo solicitudes de diálogo y hoy entiendo que después que en un principio, la dirigencia no informó sobre los acuerdos arribados con la asamblea legislativa; recién a esta altura cuando ya se les escapa de las manos un conflicto y una posibilidad de controlar seguramente a las bases, porque ante la dirigencia a muestran un nivel desesperado”, argumentó.

También te puede interesar: Transportistas definirán bloqueo en asamblea

Compártelo en redes sociales