Las vacunas funcionan para salvar vidas, específicamente 3 millones cada año, así lo recalca la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el marco de la Semana Mundial de la Inmunización. Esta campaña tiene como objetivos desvirtuar mitos sobre su fin y elevar la tasa global de su aplicación.

Las vacunas son:

Segura y eficaces

 Antes de ser aprobadas, todas las vacunas son sometidas a pruebas rigurosas. Las ya aprobadas son evaluadas nuevamente para descartar efectos colaterales.

 

Previene enfermedades mortales

Protege a los niños contra la difteria, el sarampión, las paperas o la tos ferina. Si no se vacunan las enfermedades se complican hasta llevarlos a la muerte.

Proporcionan una inmunidad superior

La respuesta inmunitaria de las vacunas es similar a las que se produce ante las infecciones naturales. Por ejemplo el virus de la rubéola y poliovirus puede pueden producir déficits cognitivos, defectos de nacimiento y parálisis reversibles, la vacuna evita que suceda esto.

Combinada son segura y beneficiosas

Varias vacunas al mismo tiempo no tienen efectos negativos. Reduce las molestias y permite ahorrar tiempo y dinero.

Las enfermedades reaparecerán si detenemos la vacunación

Las infeccione siguen propagándose. Si la población no se vacuna pueden volver enfermedades raras, como la difteria, el sarampión, las paperas o la poliomielitis.

Compártelo en redes sociales