Mediante un mensaje en las redes sociales, Adele hizo conocer que suspendería los últimos dos conciertos de su gira mundial, aseguró sentirse devastada y pidió disculpas a los miles de fans que esperaban por ella.

Decir que tengo el corazón roto sería poco. Las dos últimas noches en Wembley han sido los mejores y más grandes shows de mi vida”. Aunque reconoció también que durante ambos eventos, forzó más de lo debido su voz, para poder terminar los conciertos.

La estrella del pop aseguró que se devolverá el dinero de la entrada, en caso que se cancele definitivamente su actuación.

Para tranquilidad de sus seguidores, Adele hizo conocer que ya está siendo atendida por especialistas que le han aconsejado que deje por un breve tiempo el canto, hasta ver cómo avanza el tratamiento.

 

Una publicación compartida de Adele (@adele) el

Compártelo en redes sociales