TENDENCIAS 

Red Uno Bolivia.- Un motivo insólito fue la causa para que un vuelo tuviera que aterrizar de emergencia, operado por  Transavia Airlines y con destino Ámsterdam, se detuvo en Faro, Portugal. ¿La razón?, el insoportable olor que desprendía uno de los pasajeros.

Foto aeronave de Transavia Airlines

La gente vomitaba, el hedor era gigantesco. El hombre olía fatal. Desde que llegó al pasillo, la gente comenzó a gritar y se puso a buscar pañuelos para taparse la nariz”, explicó uno de los pasajeros del vuelo proveniente de Gran Canaria con rumbo a Ámsterdam el pasado martes 29 por la tarde.

Ante las quejas del pasaje, la tripulación colocó al pasajero en la parte posterior de la aeronave con la esperanza de que la molestia fuera algo más llevadera. Pero no funcionó.

Los pasajero de las últimas seis filas huyeron hacia la parte de delante. La tripulación sacó botes de perfume para rociar el avión, pero el horrible olor no desaparecía”, relata uno de los pasajeros, Piet Van Haut, al diario holandés De Telegraaf.

Fue como si no se hubiera lavado durante varias semanas. Varios pasajeros enfermaron y acabaron vomitando”, añade el mismo pasajero en declaraciones recogidas por The Mirror.

También le puede interesar: 257 fallecidos al caer avión militar en Argelia

Compártelo en redes sociales