El día que Antonella y Lionel Messi se casaron, Shakira y Gerard Piqué viajaron desde España, pasando por Buenos Aires y llegando por fin a Rosario. En este último tramo, una divertida azafata decidió impresionar a su cantante preferida bailando el “Waka Waka”, la cantante disfruto de la sorpresa y aplaudió en muestra de agradecimiento.

La cantante que había decidido mantener un perfil bajo mientras se dirigía a la boda del año, no pudo lograrlo ni en el avión que tomo para llegar a Rosario, Argentina. Mientras ella estaba plácidamente sentada en primera clase fue inmediatamente reconocida por el resto de los pasajeros, ahí mismo se hicieron fotos con ella. Pero sin duda la azafata se llevó el show  con un baile de “Waka Waka” en homenaje a su ídola.

Compártelo en redes sociales