Red Uno de Bolivia.– La reina de Egipto no era hermosa según los estándares de belleza de la actualidad, tenía una nariz muy grande, labios muy finos, quijada puntiaguda, era de estatura pequeña y tenía sobrepeso.

Estas son las conclusiones de una egiptóloga de la universidad de Cambridge, Sally-Ann Ashton, quien estudió las facciones develando el verdadero aspecto de la reina de Egipto, además señala que tenía la piel oscura.

Durante más de dos mil años Cleopatra ha sido recordada en la historia por su belleza física, inspirando obras de arte con una imagen seductora e irresistible. Pero sin duda el carisma y la inteligencia hicieron que ella sea una leyenda.

Compártelo en redes sociales