TENDENCIAS.

Red Uno Bolivia.- La tortuga había sido arrastrada por el mar hasta la playa en Harlech, Gywnedd, en Reino Unido. Su masa era extraordinaria, la mayor medida jamás vista en una tortuga de 914 kilos.

La tortuga laúd es la mayor de cualquier tortuga actual y muy diferente al resto, tanto en su apariencia como en su fisiología. Su forma particular es la que le dio el nombre de  laúd.

Esta tortuga leviatanesca tenía un caparazón que medía 2,91 metros de largo. La distancia entre las aletas delanteras alcanzaba los 2,77 metros. Su peso era el doble que un piano de cola. A diferencia de la mayoría de las tortugas, la laúd pasa casi todo el tiempo en mar abierto, donde se sumerge a la caza de medusas.

Su capacidad para sumergirse también es extraordinaria, habiéndose medido en un máximo de 1.200 metros de profundidad gracias a un equipo de seguimiento frente a las costas de las islas Vírgenes de Estados Unidos, por parte del investigador Scott Eckert en 1987.

El 16 de febrero de 1990, la tortuga laúd más grande jamás vista pasó a formar parte de la exposición del Museo Nacional de Gales, en Cardiff.

Científicos de todo el mundo están siguiendo y estudiando a las tortugas laúd para aprender más acerca de estos gigantes reptiles y de cómo pueden ser salvados de las personas que a menudo roban sus huevos para comercializarlos como un potente afrodisíaco.

Te puede interesar: Científicos descubren el proceso en el que surgieron los animales

Compártelo en redes sociales