Luis Guillermo Solís, presidente de Costa Rica, se tragó sin querer una avispa mientras hacia declaraciones a la prensa.

Solís se encontraba en la localidad de Paso Real, en la provincia de Puntarenas, Costa Rica, donde inauguró una Planta para producir asfalto.

El hecho insólito, provocó chistes de parte del mismo Solís, quien dijo “me la comí, esto no se ve todos los días, lo mandan a CNN y va a estar bien. Proteína pura”.

El presidente pidió una botella de agua y se tomó la mitad de su contenido, para pasar el mal sabor.

Compártelo en redes sociales
 
Mira la foto viral de un hombre que corta el césped de espaldas a un tornado
Ocurrió en Canadá. Un hombre se muestra ‘indiferente’ y sigue cortando el césped de su casa mientras un tornado se acerca en el horizonte.
LEER MÁS