Alanya Kolberg escribió el pasado 19 de abril un mensaje en su muro de Facebook, que a simple vista parece ofensivo y descortés, pero lee su explicación para que entiendas su punto de vista.

Así rotula el post:

MY CHILD IS NOT REQUIRED TO SHARE WITH YOURS.As soon as we walked in the park, Carson was approached by at least 6…

Publicado por Alanya Kolberg em Quarta, 19 de abril de 2017

“En cuanto llegamos al parque, Carson fue abordado por al menos seis niños que exigían que comparta su Transformer, su figura de Minecraft y su camión. Estaba visiblemente agobiado y apretaba los juguetes contra su pecho, mientras los niños intentaban cogerlos.”, contó Alanya Kolberg en su mensaje.

“Me miró. ‘Puedes decir que no, Carson’, dije, ‘sólo di que no. No tienes que decir nada más’. Por supuesto, tan pronto como dijo ‘no’, los niños vinieron a recriminarme que él no compartía. ‘No tiene por qué compartir con ustedes. Ha dicho que no. Si quisiera compartir, lo haría'”, añadió en Facebook.

Alanya Kolberg aclaró que no pueden considerar a su hijo ni a ella como personas desagradables cuando eran los otros adultos quienes los miraban despectivamente. Además, comparó la actitud de los niños con la de los adultos. “Si yo, una adulta, llego al parque comiendo un sándwich… ¿debo compartirlo con extraños? ¡No! ¿Algún adulto educado intentaría coger mi sándwich y se enfadaría si no se lo permitiese? De nuevo, no”.

“El objetivo es enseñar a nuestros hijos a actuar como adultos. Aunque conozco algunos adultos que claramente no aprendieron a compartir siendo niños, conozco muchos más que no saben decir que no, ni establecer límites, ni cuidar de sí mismos”, explicó.

“Así que la próxima vez que tu pequeño acuda a ti enfadado porque otro niño no quiera compartir, por favor recuerda que no vivimos en un mundo donde sea obligatorio ceder todo lo que tienes a cualquiera sólo porque te lo pida. No voy a enseñar a mi hijo que esto funciona de ese modo”, concluyó.

Compártelo en redes sociales