TENDENCIAS 

Red Uno Bolivia.- La actriz Jennifer Lawrence, se robó la mirada y los flashes de todos en los Oscar 2018, por llevar una copa de champaña en su mano y saltar de butaca en butaca en el teatro Dolby de Los Ángeles, para saludar a sus compañeros.

Vestida con un traje metalizado de Dior, se sirvió una copa de vino nada más entrar en el teatro de Los Ángeles. Entonces, empezó a subirse por las butacas, primero buscando su sitio y luego para saludar a la actriz, Meryl Streep, y a otros actores como Woody Harrelson. Con el vestido levantado, la copa en una mano y el bolso en la otra, las imágenes de la protagonista de ‘Gorrión Rojo’ se han hecho virales.

Te puede interesar: Jennifer Lawrence elige estar soltera en los próximos meses

En la presentación de la película ‘Gorrión Rojo’, Lawrence acudió con una actitud que llamó la atención de los periodistas, especialmente por sus pupilas visiblemente dilatadas, que levantaron todo tipo de especulaciones, como que la actriz podría haber acudido bebida. Al final se supo que Lawrence había grabado un episodio para el programa ‘Watch What Happens Live!’ antes de ir a la premiere, donde había compartido algunas bebidas con los presentes.

 

 

 

 

Compártelo en redes sociales