TENDENCIAS

Red Uno Bolivia.- Según testigos y compañeros, el actor Jhonny Deep, llegó al set de grabación “borracho y drogado” según te testigos que lo vieron atacar violentamente a un productor durante la grabación del filme “Labyrinth“, cuando este le indicó que tenía que terminar una escena que ya llevaba mucho tiempo alargándose.

Según un medio escrito, Johnny le propinó un puñetazo y gritó “¡Te daré USD 100,000 para golpearme ahora mismo!”, antes que fuese contenido por otras personas de la producción.

Todo empezó cuando Deep se empeñó en dirigir una escena e impuso que dos de sus amigos participaran en ella, uno interpretando a un policía y el otro a un sintecho, haciendo que todo se vuelva caótico, pues se saltaba varias directrices y no respetaba el tiempo de rodaje.

“Los productores seguían pidiendo que se extendiera el tiempo de filmación“, explicó una fuente familiarizada con la producción. Finalmente, un gerente de locaciones le informó al director de la película, Brad Furman, que la escena tenía que terminarse.

Furman le contestó que se lo informara a Depp.  Entonces se le advirtió que “esta es la última oportunidad“, dijo una fuente, cuando muy furioso y dominado por sus vicios, se enfrentó al empleado diciendo “¿Quién eres tú? ¡No tienes derecho! “.

Te puede interesar: Johnny Deep visita a niños enfermos de hospital vestido de pirata

Sin embargo, los representantes del artista manifestaron que el actor es “un gran profesional que cuida a sus compañeros”. “Un rodaje es un poco estresante y las historias se acaban exagerando, pero los hechos no ocurrieron de esa forma”, aseguran en un comunicado.

Recordemos que no es la primera vez que Johnny Deep, atraviesa un escándalo similar. Actualmente lleva abierto el proceso que le siguen dos ex guardaespaldas suyos y además están las imágenes que trascendieron de su ex mujer, Amber Heard, con hematomas en el rostro tras una pelea con Depp.

Compártelo en redes sociales