TENDENCIAS 

Red Uno Bolivia.- Sitara Wafadar, una joven de 18 años, y la mayor de cinco hermanas del este de Afganistán fue elegida por su padre para cumplir una antigua costumbre del lugar denominada bacha posh, que significa “vestida como niño” y es aplicada cuando en la familia no hubo un hijo varón. La cual la obliga a vivir disfrazada como el hijo que sus padres siempre quisieron tener.

Su mayor anhelo es poder ser una niña más en su casa y vestir como tal, pero la necesidad obliga a continuar cumpliendo el rol de un hijo, que trabaja como si lo fuera “en una fábrica de ladrillos”, ya que su padre es muy anciano y necesita doble ayuda para llevar el sustento a su familia y además de ello, no quiere que una de sus hermanas pase lo mismo que ella está atravesando.

Trabaja desde que tenía ocho años, utiliza un pantalón, una camisa y sandalias como las que usan los hombres en su lugar de trabajo. Se cubre el cabello para esconder su cabello y finge tener voz grave cuando tiene que hablar con otros en la calle.

Tiene que fingir serlo, porque de lo contrario “Podría ser secuestrada“, “Cuando voy a trabajar la mayoría no se da cuenta de que soy una chica”, dice Sitara.

Trabaja como verdadero hombre, cumpliendo la elaboración de 500 piezas al día por 160 afganis (cerca de US$2) desde las siete de la mañana hasta las cinco de la tarde, seis días a la semana.

Pese a que ella ya puede dejar de lado la costumbre, porque ya llegó a la pubertad y está en total libertad de decidir lo que quiere para su vida, no lo hace con el único fin de ayudar a lucrar un poco más de dinero y de esa manera ayudar en el tratamiento de diabetes de su madre.

Te puede interesar: Atentado suicida del ISIS deja 40 muertos en Afganistán

No tengo otra opción que pedirle a Sitara que traiga comida, que me lleve al médico y haga trabajo para la casa, ya que mi esposo es viejo“, dice su madre Fátima.

Haré el trabajo duro porque no quiero que mi hermana menor se vista como un chico y trabaje en la fábrica“, dice Sitara.

Pero aún queda mucho trabajo por hacer.

Compártelo en redes sociales