Sergio Gallegos Castorena, tuvo esta iniciativa a raíz de que él también sufrió de cáncer y sabe perfectamente lo que sienten los niños a la hora de hacerse atender con un médico. Desde niño tuvo el compromiso de especializarse para atender a los niños mexicanos y darles una esperanza de vida. Otro de sus objetivos es lograr que ellos superen el miedo, distrayéndose mientras interactúan con su súper héroe.

Los resultados han sido más que satisfactorios, pues son decenas de niños con cáncer que llegan a su consultorio en el Hospital Civil de Guadalajara, México

.

 

Compártelo en redes sociales