TENDENCIAS

Red Uno Bolivia.- Cade Huckabay, compartió en su cuenta de Twitter fotografías del resultado de pasar varias horas exponiéndose al sol con la cabeza rapada, mientras podaba el césped de su domicilio. Aunque creyó que sólo se broncearía o, a lo mucho, podría sufrir una insolación, lo que ocurrió con su cabeza lo dejó atónito.

Con la piel enrojecida y el ardor propio de la exposición a los rayos ultravioleta, sus dedos quedaban completamente mercados y hasta dejó un hueco bastante profundo en su cabeza.

Así se puede ver en las imágenes que compartió con los usuarios de las redes sociales.

Te puede interesar: Crean una piel artificial que percibe calor

La finalidad de la publicación que realizó es para advertir las graves consecuencias que pueden resultar de pasar demasiado tiempo bajo el sol y sin ningún protector solar que lo proteja.

Compártelo en redes sociales