Se llamaba Rebecca Burger, tenía 33 años y era toda una celebridad en Instagram. La bloguera francesa perdió la vida luego que un envase que contenía gas a presión saliera disparado con tal fuerza que impactó en su pecho provocándole un paro cardiaco.

La mujer se encontraba en el momento del accidente en la cocina de su casa localizada en Mulhouse, Alsacia, al este de Francia intentando preparar crema chantilly.  Según reportes policiales, Burger fue internada de emergencia en el hospital de Mulhouse el 17 de junio, sin embargo falleció al día siguiente.

Las autoridades francesas descubrieron que el artefacto que mató a Rebecca Burger había sido retirado del mercado hace años, por lo que abrieron una investigación sobre el tema, en tanto la familia de la víctima advirtió a la población del grave peligro de usar productos defectuosos.

 

Compártelo en redes sociales