La ciencia creó un sensor de un tejido de nanofibras fabricado con electrospinning, capaz de determinar la presencia de la amina biógena triptamina, compuestos que determinan la calidad de la cerveza.

El proceso se inicia cuando este sensor se sumerge en la cerveza, las aminas presentes se quedan “adheridas” a este material y midiendo su luminiscencia se puede determinar la cantidad de triptamina que hay presente, en función de la cantidad de luz que emita la triptamina retenida en la membrana.

Loop GIF - Find & Share on GIPHY

Este innovador invento basado en la nanotecnología fue desarrollado por los científicos de la Universidad de Granada (UGR) y por la empresa NonoMyP, spin off de la UGR, en España. A diferencia de otros sistemas para mejorar el proceso de la cerveza, este es mucho más barato, fácil de usar y no requiere de personal especializado.

Compártelo en redes sociales