Para la pequeña de 7 años que fue mordida por un animal marino en Richmond Canadá y para sus padres, el susto aún no pasa. Ella padece de una infección conocida como ‘dedo de foca’, que es causada por bacterias presentes en la boca del animal; no son iguales que las de cualquier mamífero terrestre.

La bacteria tiene el nombre científico de Mycoplasma phocacerebrale y el problema radica en que es resistente a la mayoría de antibióticos utilizados para mordeduras de animales.

Incluso si no es atendida a tiempo, podría terminar en la amputación del miembro o en circunstancias extremas, la muerte.

Para tranquilidad de la familia y seguidores, la niña viene recibiendo un tratamiento especial.

Compártelo en redes sociales
 
Lobo marino atrapa a una niña
Un león marino salta hacia el muelle en el que se encontraba una niña sentada y agarrándola por el vestido la tira al agua.
LEER MÁS