TENDENCIAS 

Red Uno Bolivia.- A escasos días de llevarse a cabo la boda del príncipe Harry y Meghan Markle, se ha dado a conocer de que el padre de la actriz no acudirá al esperado evento.

Thomas Markle, decidió no asistir a la boda debido a la vergüenza que hizo pasar a su hija tras revelarse que recibió dinero de un paparazzi por dejarse fotografiar en la supuesta prueba de su traje para la boda en un modesto local de Rosarito, Baja California, México, donde además, se lo veía observar detenidamente una foto de los novios en la computadora de una cafetería y leer un libro sobre Reino Unido.

 

Este es un momento profundamente personal para la Sra. Markle en los días previos a su boda. Ella y el príncipe Harry (33) vuelven a pedir que la comprensión y el respeto se extiendan al Sr. Markle en esta difícil situación“, comentó al respecto un portavoz del palacio de Kensington.

 

 

Thomas Markle, aseguró que nunca tuvo la intención de dañar a su hija ni a la familia real cuando decidió hacer un trato con un paparazzi de Los Ángeles para que lo retrataran preparándose para la boda y negó que haya recibido a cambio 100 mil dólares (casi dos millones de pesos) por ese material.

Te puede interesar: Boda real del príncipe Harry y Megan Markle será transmitida en vivo

Manifestó que el fin era otro “quería mejorar su imagen”, algo que hizo con el consentimiento y sugerencia de la madre de Megan. “Los medios le hacían parecer malo injustamente, así que le sugerí que hiciera fotografías positivas para su beneficio y para el de la Familia Real. No teníamos idea de que sacaría partido de ello“.

 

El padre de Megan, también contó acerca del ataque al corazón que sufrió hace seis días y posteriormente, fue visto por paparazzis y fotografiado en una tienda de California solo un día después del ataque, donde aparecía comprando medicamentos antiácido.

 

Compártelo en redes sociales