TENDENCIAS 

Red Uno Bolivia.- La inteligencia de un perro de raza rottweiler, llevó a Gustavo M. (dueño del can), a encontrar a un bebé recién nacido que habían abandonado en su taller mecánico. El perro cuidó toda la noche al bebé y lo salvó de morir de hipotermia extrema y bradicardia (descenso de la frecuencia cardíaca normal).

El bebé había sido abandonado por su mamá de aparentemente 22 años, quién resultó ser la nuera del dueño del perro, quién había dado a luz la noche del 14 de mayo en un galpón, en la localidad de Canelones. Confundida y con una hemorragia terminó en el hospital. Su familia no sabía que estaba embarazada y ella tampoco.

El 15 de mayo, el propietario del taller mecánico, llegó a su lugar de trabajo y vio a su perro muy fatigado, incluso éste no quiso comer, y ladraba constantemente, corriendo una y otra vez al fondo del taller. Hasta que su amo le hizo caso y lo siguió, para luego encontrarse con el pequeño abandonado, quien estaba boca abajo y en la cama del canino.

Te puede interesar: Aún no hay rastros de los progenitores que abandonaron a bebé en la Villa Primero de Mayo

El recién nacido, según autoridades correspondientes del caso, se encontraba con raspaduras en la espalda y en los glúteos. También pequeñas lesiones punzantes. Las raspaduras podrían tratarse del arrastre que sufrió el bebé en el piso del galpón y las lesiones punzantes debido a los dientes del canino, el cual habría tratado de trasladarlo hacía el piso, utilizando la fuerza de su boca y dientes.

Afortunadamente el bebé fue encontrado a su debido tiempo para poder salvarle la vida, mientras la joven mamá enfrenta un juicio abreviado por un homicidio agravado en grado de tentativa y cuatro años de prisión sin salida anticipada. Además se encuentra prohibida de ver a su pequeño.

Y el recién nacido se encuentra en poder de su abuelo, don Gustavo M.

 

Compártelo en redes sociales