Red Uno de Bolivia.- El parecido físico puede ser pura coincidencia, aunque en su gran mayoría, las personas intencionalmente tiendes a escoger un perro con cierto rasgo físicos parecidos a sí mismo. Pero si hablamos del estado de ánimo, estudios confirman que hay elementos de la personalidad, que el humano transmite a su perro en su día a día y que este, los va adoptando.

Si el humano tiene un temperamento fuerte, ansioso, malhumorado, seguramente su perro adoptará ese comportamiento y será manifestado de forma generalmente violenta o asilando al animal.

Te puede interesar: Tras 15 años de disputas legales, un juez ordena cortar las cuerdas vocales a seis perros

La probabilidad de tener una mascota pasiva, es solo siendo un dueño tranquilo y enseñándole con el ejemplo, para así tener una mascota feliz y tranquila.

Compártelo en redes sociales