El video tiene una duración de 2:49 minutos, sin embargo muestra con mucha elocuencia las durísimas jornadas de trabajo que tienen que soportar los obreros chinos al realizar reparaciones a la Gran Muralla.

Al mejor estilo de trapecistas, los constructores trabajan colgados a elevadas alturas intentando colocar cemento en las paredes de la fortificación de 21.916 kilómetros de longitud. Además, se observa el transporte de pesadas losas de hormigón al lomo de caballos que participan en las faenas diarias.

Los obreros comentan que es muy peligroso hacer las tareas de reparación con vientos fuertes, sin embargo el buen estado de la muralla es fundamental para mantener el millonario flujo de turistas que llegan cada año a la obra hecha por el hombre más grande del planeta, señala el portal de noticias Infobae replicando al Daily Mail.

Mira los detalles del video en el siguiente enlace.

 

 

Compártelo en redes sociales