TENDENCIAS.

Red Uno Bolivia.- Expertos en salud, desde médicos, nutricionistas y entrenadores personales respondieron a una gran pregunta “dónde va la grasa que quemamos”, pero solo tres acertaron. Entre el 98% de fallos la respuesta más común fue que la grasa se convierte en energía o calor, mientras que otros mantenían que se transforma en músculo.

Te puede interesar: Ideas para hacer ejercicios con tus hijos

La respuesta acertada es que la grasa que perdemos se convierte en CO2 y agua. Esto quiere decir que el peso que pierdes al hacer ejercicio sale por tus pulmones, orina o sudor.

Para tenerlo más claro:

Si se pierde  10 kg: 8,4 kg saldrían por tus pulmones y los 1,6 kg restantes se convertirían en agua. Esto ocurre también con los alimentos, los carbohidratos y la mayoría de grasas se convierten en CO2 y agua, mientras que con la proteína sucede lo mismo menos una pequeña parte que se convierte en urea y se expulsa con la orina.

  
 

Pero, ¿cómo es posible que tantos científicos se hayan equivocado? “En el colegio todos aprendemos que “la energía que entra equivale a energía que sale‘”, explican los científicos encargados del estudio, Ruben Meerman y Andrew Brown,“Pero la energía es un concepto muy confuso, incluso para profesionales de la salud y científicos que estudian la obesidad.”.

También recalcan que el oxígeno que inhalamos también hace que suba la báscula, siendo más peso que nuestro cuerpo tiene que perder cada día. Eso sí, hay que tener en cuenta que gran parte de lo que pierdes lo haces mientras duermes, ya que exhalamos 200 gramos de CO2 durante la noche.

 

Compártelo en redes sociales