Gav y Dan deciden crear un reto interesante. Se pasan 4 horas armando nada menos que mil trampas para ratones y las colocan encima de un trampolín. Al final uno de ellos salta y en cámara lenta se puede observar el divertido espectáculo.

El video subido a YouTube  el 10 de mayo se ha vuelto viral alcanzando en un par de días más de 8,5 millones de reproducciones.

Aquí puedes verlo.

Compártelo en redes sociales