DEPORTES

Red Uno Bolivia.- El tenista Marco Trungelliti de 28 años, efectuó un viaje de 1.000 kilómetros desde Barcelona hasta París, acompañado de su mamá, su abuela y su hermano menor para participar en el segundo Gran Slam del año. La decisión fue tomada al enterarse que era el 190mo del ranking y que podía ser integrado en el torneo en Roland Garros como el octavo “lucky loser”, pero sólo si lograba volver a Francia a tiempo el lunes por la mañana, antes que venciera el plazo de inscripción.

De hecho, mi abuelita estaba en la bañera”, recordó Trungelliti, “y le dije, ‘OK, nos vamos a París’”. Así que la familia del tenista rápidamente metió algo de ropa en maletas. Trungelliti ni siquiera había desempacado y subieron en el auto que ya habían alquilado para luego realizar un viaje de cerca de 10 horas y 1.000 kilómetros (650 millas) rumbo al norte, llegando a su destino aproximadamente a las 11:00 de la noche del domingo.

Te puede interesar: Dellien a paso firme en “Roland Garros”

 

No sólo Trungelliti se ganó un lugar en el torneo, sino que derrotó al australiano Bernard Tomic el lunes para avanzar a la segunda ronda y garantizarse un pago de al menos 79.000 euros.

 

Compártelo en redes sociales