TENDENCIAS 

Red Uno Bolivia.- Sebba, Haidy y Sherihan son las tres jovencitas con síndrome de Down que tienen su negocio de repostería en línea con sede en la ciudad de El Cairo, y lo que las impulsó a trabajar juntas fue crear conciencia en las personas con capacidades diferentes para que ocupen su tiempo y se sientan útiles en la sociedad.

Te puede interesar: La terrible realidad de los niños con Síndrome de Down en Islandia

Las jóvenes trabajadores de entre 20 y 21 años, reciben apoyo de organizaciones de cultura para poder solventar y crecer como negocio. Desde hace 3 meses reciben 10 pedidos semanales, los cuales trabajan ellas mismas preparando la masa y sacando molde para realizar sus galletas, y mantienen la fe y esperanza que los encargos irán incrementando día tras día y de esta manera pueda llegar su ejemplo e incluso contratar a más personas con síndrome de Down.

Compártelo en redes sociales