Al final de la tarde, Claudineia dos Santos Melo, una mujer de 28 años regresaba a su casa ubicada en la favela Lixao del municipio Duque de Caixas  en Rio de Janeiro cuando, sin esperarlo se vio en medio de una balacera entre policías y narcotraficantes que jamás olvidaría.

Una bala perdida impacto en su vientre hiriendo de gravedad al bebe que estaba a punto de nacer. El pequeño Arthur, como fue bautizado tuvo que ver el mundo forzado por la situación a través de una cesárea de emergencia.

Según el informe médico, la bala ingreso por el lado izquierdo de la cadera de Claudineia, perforó su útero y atravesó el cuerpo del pequeño Arthur. El proyectil hirió su cabeza, le desgarró la oreja, golpeó su tórax y atravesó su columna recién formada dañando dos vértebras, reporta la BBC Mundo.

El hecho mismo que el niño haya sobrevivido a tal situación tiene desconcertado a los médicos que están atendiendo a Claudineia, sin embargo el estado de salud del infante es de alta gravedad, está parapléjico y respira asistido por aparatos.

Mientras el pequeño Arthur se debate entre la vida y la muerte en el Hospital estatal Adán Pereira Nunes en Duque de Caixas, la madre se encuentra estable, respira normalmente y se alimenta, en tanto presenta un cuadro de fractura en el hueso ilíaco, pero no requerirá intervención quirúrgica. Por el momento la bala continúa alojada en el cuerpo de Claudineia, indican los reportes médicos.

Compártelo en redes sociales