Científicos desarrollaron una bacteria fluorescente que detecta de manera remota minas explosivas enterradas, esto es posible a través de un escaneo basado en rayos láser.

Uno de los grandes problemas en la minería es el desafío técnico es la limpieza de estos campos, puesto que muchas personas mueren o sufre amputaciones debido a las minas que está enterradas bajo tierra. Es por ello la importancia de esta nueva tecnología que permitirá su rastreo de manera segura.

El crédito de esta investigación es para el equipo de Shimshon Belkin, de la Universidad de Hebrea de Jerusalén en Israel, quienes ahora presentan esta innovadora técnica, publicado en Nature Biotechnology.

Compártelo en redes sociales