Siguiendo su instinto natural, la pareja de camellos decidió aparearse en medio del camino, causando un caos vehicular en el lugar. Según testigo que grabó el hecho con su teléfono celular, un joven irlandés de 25 años, manifestó que “ha sido unas de las cosas más raras que haya visto”, él ha vivido varios años en esa zona y no se ve algo así todos los días.

Pese a que los conductores tocaban su bocina para incomodar a los animales y puedan lograr avanzar en la carretera, los camellos no se levantaron hasta que terminaron el acto.

 

Compártelo en redes sociales