GASTRONOMÍA

Red Uno de Bolivia.- Con el correr del tiempo se fueron mezclando poco a poco los ingredientes de dos mundos, para crear una nueva cocina, la gastronomía Cochabambina, que ahora se ha ganado el título por lo espléndido de sus sabores y la manera en que se presentan sus platos típicos.

La historiadora Rosa Elena Novillo nos habla de “un sabor no sólo es una simple sensación del paladar; va más allá, implica significancias que hacen que nuestro cerebro recuerde lugares, momentos y hasta personas queridas. No es extraño que alguna vez se escuche decir: Este plato me hace recuerdo a mi abuelita, a mi tía o a mi infancia”.

También te puede interesar: “Casona Mayorazgo” su estilo colonial es parte de la historia valluna

De manera que el preparado de una variedad de platillos propios del valle cochabambino, demuestran la capacidad de asimilación y sincretismo de la cultura propia de los quechuas con las del extranjero.

El chicharrón, puchero, escabeche, enrollado, la picana (al horno con ají), el qoqo (picante de pollo), el ají de lengua, la jak’a lagua, el choclo, la huminta; el bistec con sus derivados sillpancho y tranca pecho son parte de nuestra gastronomía.

Así como el pique macho, chhanqa de pollo, chhanqa de conejo, el uchuku, habas pejtu, caldo de maní y ch’aque de quinua son algunos platos emblemáticos de la cultura culinaria cochabambina que conquista paladares de propios y extraños, incluidos programas de carácter internacional como “Master Chef”. No en vano ostentamos el título de capital gastronómica.

Compártelo en redes sociales