ESTILO DE VIDA.

Red Uno Bolivia.- La disfunción eréctil es un problema muy frecuente en la vida sexual de muchas parejas y un estilo de vida sano puede ser de gran ayuda para revertir su presencia o prevenir su desarrollo.

De hecho, una buena dieta podría tener un rol relevante, por eso, te mostramos cinco alimentos que pueden ayudarte a hacer frente a la disfunción eréctil, según la ciencia.

A través de su efecto sobre el sistema nervioso o bien, sobre la circulación sanguínea u otros aspectos de nuestro organismo que pueden influir en el logro de una erección, los siguientes alimentos podrían ayudarte contra la disfunción eréctil:

Frutos rojos

En los frutos rojos son las antocianinas los responsables de sus beneficios que incluyen un menor riesgo de desarrollar disfunción eréctil como señala un estudio publicado hace un par de años.

Maca

La maca es uno de los alimentos considerados más potentes en este sentido, estimula el deseo sexual e incrementa el rendimiento físico. Mejora la calidad del esperma y reduce los síntomas de la menopausia.

Te puede interesar: Hombre con pene biónico entró en coma tras tener sexo

Pistachos

Como todos los frutos secos, son ingredientes nutritivos que tienen lugar en una dieta saludable. Pero el pistacho en particular ha demostrado mejorar la función eréctil y la circulación sanguínea en el pene en una investigación publicada en 2011.

Granada

Debido principalmente a su efecto reductor del estrés oxidativo, el extracto de granada mejora el flujo sanguíneo hacia el pene y la actividad eréctil como concluye una investigación de la International Journal of Andrology, siendo por ello un gran aliado contra la disfunción eréctil.

Aceite de oliva extra virgen

Dentro de todos los aceites que encontramos a nuestra disposición, el aceite de oliva extra virgen es el que mayor poder antioxidante y antiinflamatorio posee y por ello, resulta beneficioso para mejorar la función vascular de todo el organismo.

Estos son cinco alimentos que pueden ser de ayuda contra la disfunción eréctil, sobre todo, si los acompañamos de otros hábitos saludables y los incluimos en una dieta equilibrada.

Compártelo en redes sociales