ESTILO DE VIDA

Red Uno de Bolivia.- El sudor es una función natural que se activa cuando aumenta la temperatura del cuerpo y el cerebro envía señales a las glándulas sudoríparas para que suden y regulen así la temperatura.

El asunto se complica cuando se sufre de sudor excesivo, incluso cuando no se ha realizado alguna actividad física o se está expuesto a altas temperaturas que amerite la sudoración. A esa condición le llaman “hiperhidrosis”, y es la producción excesiva de sudor un trastorno que afecta a miles de personas que la padecen, puede llegar a interferir en sus actividades e incluso en su estilo de vida.

“El sudor tiene el objetivo principal es refrescar la piel y regular la temperatura, pero cuando las glándulas son demasiado activas, puede deberse a ciertos factores como: herencia, estrés, ansiedad, toma de medicamentos o problemas hormonales” indicó la dermatóloga, Xiomara Trigo.

También te puede interesar: Arrancarse el cabello, un trastorno poco conocido

La excesiva sudoración infantil puede estar provocada por factores externos como que el niño haya sido abrigado en exceso y que la temperatura de la habitación en la que se encuentra sea demasiado elevada.

“Cuando hablamos de la hiperhidrosis infantil, recalcamos que esta es secundaria a otros problemas importantes de salud, cuando haya sudoración excesiva mantenida durante, al menos, seis meses, se debe consultar con el pediatra. La sudoración excesiva en niños puede deberse a infecciones, alteraciones de las glándulas endocrinas, enfermedades del sistema nervioso central” explicó Trigo.

La especialista concluyó enfatizando que muchas veces, el exceso de sudor puede reducirse e incluso eliminarse cambiando ciertos hábitos en nuestra alimentación, higiene y salud.

Compártelo en redes sociales