ESTILO DE VIDA

Red Uno de Bolivia.-  Cuando hablamos de la educación de nuestros hijos surgen las siguientes dudas: ¿Es necesaria la disciplina? ¿Dónde está el límite entre la disciplina y el autoritarismo? ¿Exigimos demasiado a nuestros hijos o tendemos a ser en exceso condescendientes con ellos? ¿Debemos controlar sus amistades? ¿Dónde empieza y dónde acaba el papel de la escuela?

Cada padre o madre tiene una educación diferente, con sus creencias, exigencias, aprendizajes, modelos, frustraciones, aceptaciones y negaciones propias. Todo esto es parte de la enseñanza que le doy a mi hijo pero  ¿qué es lo mejor?

También te puede interesar: ¿Sabes lo importante qué es la familia en nuestra vida?

El psicólogo, Germán Burgoa, remarca que ayudarles a formar hábitos positivos son la base del resto de la vida, indicó que los comportamientos se empiezan  a aprender en casa. “Los niños viven de imitación. Harán lo que ven. Padres interesados en educar insistirán y motivaran  a los hijos para que con la repetición de los buenos comportamientos vayan formando hábitos sanos y eficaces para toda la vida”.

Dar a nuestros hijos amor, buenos hábitos y responsabilidad es el camino más seguro para que sus vidas estén llenas de realización.

Compártelo en redes sociales