EN VIVO

Internacional

Oficial prófugo de la guerra fría aparece 35 años después

Red Uno Bolivia.- William Howard Hughes Jr. es el oficial de la Fuerza Aérea de EE.UU. que en aquel entonces desapareció sin rastro alguno en julio de 1983 en plena guerra fría. No se conoció noticia alguna del prófugo hasta 35 años después, que apareció vivo en California y oculto tras un nombre falso, para no dar sospechas de supervivencia.

En su fuga, el oficial dejó algunos cabos sueltos. Las cámaras de seguridad lo grabaron retirando 28.500 dólares en 19 bancos distintos el 22 de julio y después encontraron su coche en el Aeropuerto Internacional de Alburquerque con un listado de cosas pendientes.

Su familia estaba convencida de que lo habían capturado, mientras los más escépticos intuían que había desertado y se había pasado al bando ruso con información confidencial. Esta teoría cobró fuerza cuando en 1985 y 1986 varios cohetes franceses y estadounidenses no se lanzaron correctamente y acabaron explotando, incluido el transbordador espacial Challenger. Angeles Times publicó entonces que los oficiales de inteligencia creían que las naves podrían haber sido saboteadas con la ayuda de Hughes.

Te puede interesar: Un tuit de Trump podría comenzar la guerra nuclear con Corea del Norte

Un fraude de pasaportes, fue esencial para descubrir la mentira detrás del hombre que fue citado a declarar. El Servicio de Seguridad Diplomática del Departamento de EE UU interrogó a un supuesto Berry O’Berine, de 66 años, vecino de Daly City, California, como parte de una investigación. El discurso de O’Berine sobre su identidad era incoherente. Terminó confesando que ese no era su nombre: “Soy William Howard Hughes Jr. y deserté de las Fuerzas Armadas en 1983”.

Por su parte la autoridad correspondiente, señaló que aún tienen muchas cosas por resolver. “Hasta que tengamos toda la historia, no tenemos la historia”, dijo la portavoz de la Oficina de Investigaciones Especiales de la Fuerza Aérea (AFOSI), Linda Card, al Albuquerque Journal.

Hughes fue arrestado sin incidentes y está detenido en la base de la aérea Travis en Fairfield, California. Si se declara culpable de deserción, enfrentará una pena máxima de despido deshonroso de la Fuerza Aérea, la pérdida de toda la paga y hasta cinco años de confinamiento.