EN VIVO

Deportes

Jugador de Colombia es amenazado de muerte por expulsión frente a Japón

Red Uno Bolivia.- El jugador mediocampista Carlos “La Roca” Sánchez, es una de las piezas fundamentales en la selección de Colombia y su expulsión a los tres minutos de empezado el partido con Japón, causó tal controversia entre los hinchas fanáticos, que hasta incluso están pidiendo su muerte en redes sociales, por haber provocado que lo sacaran de la cancha.

La amenaza tiene doble preocupación para las autoridades del fútbol, luego del fatídico antecedente registrado en el Mundial de los Estados Unidos en 1994, cuando el defensa Andrés Escobar fue intimidado y ejecutado por un grupo de narcotraficantes.

Te puede interesar: Hinchas colombianos ingresan bebida al estadio en el Mundial y avergüenzan a su país

Todo se dio debido a una jugada contra los japoneses, Yuya Osako ganó la posición generando una situación de gol muy peligrosa. Si bien el portero Ospina atajó el primer disparo, fue Sánchez quien metió la mano para bloquear el primero, generando una expulsión y un desenlace fatal para Colombia en todo el partido. El resultado terminó 2-1 en contra.

Si Andrés Escobar fue asesinado por anotar un gol en propia puerta, entonces Carlos Sánchez debería ser asesinado y su cadáver orinado“, escribió un usuario en las redes sociales, mientras que otro publicó una imagen de Escobar con la inscripción: “Propongo un sueño“.

CASO ANDRES ESCOBAR

En 1994, la selección cafetera se enfrentó a la anfitriona del Mundial por la segunda jornada de fase de grupos. A los 34 minutos, Escobar quiso interceptar un centro y terminó metiendo un gol en contra. Aquel encuentro también terminó 2-1.

Una victoria ante Suiza no fue suficiente y el combinado colombiano se retiraron prematuramente del Mundial, 10 días después de ese error ante los norteamericanos. Escobar murió en un hospital de Colombia tras ser baleado dentro de su auto por Humberto Muñoz Castro, el chofer de los hermanos Pedro David y Juan Santiago Gallón Henao, vinculados al narcotráfico. Los fervientes fanáticos discutieron con el defensor y no soportaron la pronta eliminación.