Dolar

6.96 / 6.86

|

peso arg

55.14

|

real

4.12

x

EN VIVO

23/01/2019 - 12:46

La víctima era deportista

Mató a su amigo de 13 años por accidente

El hecho ocurrió cuando un grupo de niños jugaba con una pistola que creían que estaba descargada.

Estados Unidos

Gabriel "Gabe" Fernández de 13 años y a quien sus familiares consideran un buen deportista, murió en Houston, Texas, por accidente a manos de su mejor amigo el pasado sábado.

De acuerdo con los primeros reportes policiales, el hecho ocurrió cuando un grupo de niños jugaba con una pistola que creían que estaba descargada, porque el cargador estaba abierto, sin embargo, había un tiro en la recámara.

El niño falleció por causa de un disparo de arma de fuego que recibió por accidente. Jennifer Valdez, madre del menor que cursaba el octavo grado en la Queens Intermediate School de Pasadena, narró el terrible momento en que su otro hijo mayor, Nick Fernandez, le habló desesperado para darle la peor noticia de su vida.

Está muerto, está muerto… él le disparó!", gritaba desaforado el joven de 15 años, según relató la enfermera de 37 años a ABC News.

La identidad del joven que presuntamente disparó ha sido reservada. Hasta el momento no se han presentado cargos. De acuerdo con medios locales, el chico inculpado vivía con sus abuelos, quienes dijeron no tener armas en su domicilio.

Jennifer contó que cuando llegó a la casa donde vive el joven había un grupo de niños llorado en el exterior. Al entrar encontró a su hijo aún respirando y recibiendo los primeros auxilios de parte de un vecino. "Pude ver el orificio por el que salió la bala en su cabeza", expresó llorando la mujer.

"Gabe" era un joven deportista que participaba en el equipo de fútbol americano de su escuela. De hecho, fue enterrado con el jersey de juego que tanto amaba.

La madre del menor dijo que su hijo era donador de órganos para ayudar a otras personas a vivir. Aceptó una donación abierta, por lo que podrá conocer a las personas que se verán beneficiadas con la donación.

Comentarios

Gabriel "Gabe" Fernández de 13 años y a quien sus familiares consideran un buen deportista, murió en Houston, Texas, por accidente a manos de su mejor amigo el pasado sábado.

De acuerdo con los primeros reportes policiales, el hecho ocurrió cuando un grupo de niños jugaba con una pistola que creían que estaba descargada, porque el cargador estaba abierto, sin embargo, había un tiro en la recámara.

El niño falleció por causa de un disparo de arma de fuego que recibió por accidente. Jennifer Valdez, madre del menor que cursaba el octavo grado en la Queens Intermediate School de Pasadena, narró el terrible momento en que su otro hijo mayor, Nick Fernandez, le habló desesperado para darle la peor noticia de su vida.

Está muerto, está muerto… él le disparó!", gritaba desaforado el joven de 15 años, según relató la enfermera de 37 años a ABC News.

La identidad del joven que presuntamente disparó ha sido reservada. Hasta el momento no se han presentado cargos. De acuerdo con medios locales, el chico inculpado vivía con sus abuelos, quienes dijeron no tener armas en su domicilio.

Jennifer contó que cuando llegó a la casa donde vive el joven había un grupo de niños llorado en el exterior. Al entrar encontró a su hijo aún respirando y recibiendo los primeros auxilios de parte de un vecino. "Pude ver el orificio por el que salió la bala en su cabeza", expresó llorando la mujer.

"Gabe" era un joven deportista que participaba en el equipo de fútbol americano de su escuela. De hecho, fue enterrado con el jersey de juego que tanto amaba.

La madre del menor dijo que su hijo era donador de órganos para ayudar a otras personas a vivir. Aceptó una donación abierta, por lo que podrá conocer a las personas que se verán beneficiadas con la donación.